¿Cómo Limpiar un Centro de Planchado? Tips y Consejos

Para asegurar el correcto mantenimiento y limpieza del centro de planchado, es importante seguir una guía útil que le ayude paso a paso a no cometer errores.

Limpiar el centro de planchado es sinónimo de garantía, mantenimiento adecuado del producto y garantiza resultados perfectos en la limpieza. Dado que el agua (especialmente el agua de mar) y el vapor pueden provocar, con el tiempo, la formación de cal y la obstrucción de los orificios de la placa desde la que se suministra el chorro de vapor, es esencial prestar la debida atención a los mejores consejos a seguir para su limpieza.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LIMPIAR EL CENTRO DE PLANCHADO?

Cada vez son más las amas de casa que utilizan el centro de planchado con frecuencia para planchar toda su ropa y del hogar.

El uso continuo y las largas sesiones de trabajo pueden provocar la formación de suciedad en la estructura exterior de la plancha, pero también la formación de cal debido al agua utilizada y al vapor de los orificios de la plancha.

La cal y la suciedad son los principales factores que impiden al usuario deslizar la plancha sobre las prendas y, a menudo, contribuyen a manchar los tejidos recién lavados y secos.

La limpieza de la plancha de hierro es una operación rutinaria que debe realizarse con una frecuencia constante: al menos una vez a la semana se debe limpiar a fondo la plancha, independientemente del material (cerámica, acero, teflón y aleaciones metálicas).

Gracias a esta sencilla operación de limpieza aseguramos el mantenimiento del pequeño electrodoméstico, la protección de nuestras prendas de posibles manchas y su correcto funcionamiento a lo largo de los años.

Todas estas son buenas razones por las que es importante prestar la debida atención a la limpieza adecuada de la placa de hierro con la caldera.

CÓMO LIMPIAR EL CENTRO DE PLANCHADO: ¿SUSTANCIAS NATURALES O QUÍMICAS?

Si te estás preguntando cómo empezar a limpiar tu centro de planchado, puedes considerar dos alternativas distintas:

Soluciones naturales,
Sustancias químicas.

SOLUCIONES QUÍMICAS PARA LA LIMPIEZA DEL CENTRO DE PLANCHADO

Entre las soluciones químicas para limpiar el centro de planchado, existen en el mercado palillos especiales cuyo uso es muy sencillo y rápido.

¿Cómo se hace esto? Simplemente se pasa el producto por las partes de la placa a limpiar y luego, con la ayuda de un paño, se eliminan las incrustaciones en profundidad para asegurar un resultado perfecto.

¿Por qué un agente químico? Los palillos a base de amoníaco se encuentran a menudo en el mercado, lo que garantiza resultados perfectos en un período de tiempo más corto.

Además, se pueden encontrar en el mercado otras soluciones químicas que garantizan resultados realmente buenos y rápidos: piensa en el uso de jabón en los platos.

Basta con formar una solución acuosa con una gota de jabón natural o de limón y aplicarla con la ayuda de un paño de algodón sobre el centro de planchado.

Lavar dos o tres veces y, una vez lavada la plancha, secarla con un paño de cocina. Repetir la operación de limpieza una vez a la semana, después de terminar la sesión de planchado y después de que la plancha se haya enfriado completamente.

SOLUCIONES NATURALES PARA LA LIMPIEZA DEL CENTRO DE PLANCHADOO.

Además de los remedios químicos modernos, cada vez más preferidos por los consumidores, existen también las llamadas soluciones naturales o «remedios de la abuela». Veamos cuáles son las mejores y más efectivas para asegurar una limpieza adecuada de la base.

Independientemente del material de la base (cerámica, acero, aluminio, etc.) entre los remedios naturales se pueden optar por varias soluciones interesantes.

La sal común de mesa es uno de los ingredientes útiles para asegurar la correcta limpieza del plato: basta con preparar una solución acuosa con dos cucharaditas de sal yodada (sal de mesa) para eliminar los depósitos calcáreos que se forman en la base de hierro.

Humedecer una esponja con la solución salina, aplicar sobre el plato y secar con un paño de algodón.

Además de la sal, también se puede añadir una gota de vinagre blanco caliente a la solución salina: basta con mojar una esponja una vez más y frotarla en el plato de hierro frío.

Además, el bicarbonato con jugo de limón es un excelente remedio natural para asegurar la limpieza y el mantenimiento adecuado de la base de hierro.

Prueba estos métodos y técnicas de limpieza y descubre cómo puedes mantener tu centro de planchado funcionando durante más tiempo!