El Mejor Robot de Cocina 2019

Un robot de cocina es una excelente ayuda para preparar platos de todo tipo, para acelerar y automatizar la fase de preparación y cocción.

El término «robot de cocina» incluye en realidad tipos muy diferentes. Desde los modelos más específicos para mezclar frutas y verduras, cortar frutas secas, quesos y hierbas, batir claras de huevo y nata o amasar tortas y pan, hasta los modelos con una función de cocción que puede crear diferentes recetas de principio a fin, tanto dulces como saladas.

Los mejores robot de cocina también son capaces de freír, cocer al vapor verduras y pescado, sustituyendo completamente otros electrodomésticos y en pocos minutos le permiten hacer pasteles y bollería para pizza.

El robot de cocción que cuece, en las versiones de gama alta, también prepara sopas, pastas, risottos y guisos, incluyendo también funciones para hervir, cómodos menús preestablecidos y cocción por inducción.

Cada preparación con un robot chef es, por lo tanto, muy sencilla y rápida, gracias a los accesorios y a las numerosas e innovadoras funciones disponibles.

599,00€
899,99
in stock
2 Nuevo Desde 599,00€
3 Usado Desde 426,79€
Amazon.es
Envío gratuito
399,00€
699,99
in stock
2 Nuevo Desde 399,00€
4 Usado Desde 299,25€
Amazon.es
Envío gratuito
88,99€
129,99
in stock
9 Nuevo Desde 88,99€
5 Usado Desde 76,05€
Amazon.es
Envío gratuito
764,15€
1.199,00
in stock
2 Nuevo Desde 764,15€
Amazon.es
Envío gratuito
499,00€
699,00
in stock
6 Nuevo Desde 499,00€
1 Usado Desde 365,22€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: 21 agosto, 2019 9:52 am

Cómo comprar un robot de cocina: precios y características

Para elegir el modelo adecuado en función de nuestras necesidades es importante conocer los aspectos que diferencian a un modelo de otro, los elementos comunes y los que caracterizan sólo a los mejores robots de cocina profesionales.

A continuación, examinemos cuáles son las características y funciones clave para elegir el mejor robot y asegurarnos de realizar una buena compra.

Potencia y temperatura

Cuando se trata de robots de cocción de alimentos, uno de los primeros factores decisivos para evaluar es la potencia. Este parámetro tiene que ver con el rendimiento del aparato y, como se puede suponer fácilmente, influye en el tipo de recetas que podemos cocinar.

La potencia se expresa en vatios. En promedio, los robots de cocina más baratos tienen una potencia de 500 W y te permiten cortar verduras, amasar, mezclar y picar. Para las recetas más exigentes y elaboradas, sin embargo, este poder puede no ser suficiente. Lo mismo se aplica a la mezcla de mezclas más sólidas o a la molienda del hielo. Por eso es preferible centrarse en un modelo más potente, al menos de 700 W a 1.500 W.

También es importante tener en cuenta que a menudo se producen diferencias entre la potencia de la masa (por ejemplo, 1400 W) y la potencia de cocción (por ejemplo, 1000 W), que puede ser inferior, teniendo en cuenta que la fuerza necesaria para la cocción es diferente de la necesaria para el amasado.

Para los robots de cocina con función de cocción, la temperatura es ajustable y suele variar de 35° a 180°.

Velocidad

Otro hecho que expresa la versatilidad de un todoterreno es la velocidad. Este parámetro se refiere a la facilidad con la que el dispositivo puede adaptarse a diferentes preparaciones, así como a la posibilidad de utilizar más o menos accesorios.

Los modelos básicos suelen tener tres niveles de velocidad, más la función de pulso que emite pulsos individuales. Los mejores modelos, por otro lado, además de tener la opción de turbo y pulso, tienen entre 8 y 12 niveles de velocidad, mientras que los robots de cocina profesionales pueden alcanzar hasta 15 niveles, garantizando la máxima adaptabilidad.

Accesorios

Los accesorios son el alma y el corazón de un robot de cocina, sin el cual no sería posible preparar ninguna receta.

Los accesorios permiten mezclar, rallar, picar alimentos, cortar verduras y amasar, pero también ensamblar los ingredientes para salsas, mousses y pasteles, como en el caso de los robots de cocina para pastelería.

Algunos accesorios ya están incluidos, mientras que otros se pueden comprar por separado comprobando la compatibilidad. Elegir un robot de cocina de marca facilita la compra de equipo adicional.

Entre los equipos siempre presentes encontramos el procesador de alimentos, (el contenedor donde se insertan las cuchillas y discos para cortar y picar), cuchillas, espátulas, dispensadores y discos para rebanar, rallar y cortar en juliana, es decir, la forma de un palo.

Estos accesorios de diferentes tamaños son ideales para el corte fino o grueso de verduras y quesos, frutas y carnes como el salami. La tapa suele estar equipada con una abertura para permitir la inserción de alimentos sin detener el aparato.

La batidora, si está presente, puede ser de plástico o de vidrio. Cuando el robot tiene buena potencia, puede triturar los alimentos más duros, incluido el hielo.

Los ganchos y las cuchillas de amasado sirven para pasteles, pizzas, focaccia y otras masas. Aunque son muy eficaces, no sustituyen a una mezcladora planetaria. Sin embargo, pueden equiparse con algunas de las funciones típicas de los robots de pastelería, como la de hacer subir la masa gracias al mantenimiento de una temperatura baja (alrededor de 40°C) o la de preparar yogur.

En el suministro podemos encontrar una cuchilla en forma de S de acero inoxidable para cortar alimentos, un látigo emulsionante en acero o plástico, un látigo simple o doble y un batidor eléctrico para nata montada, mayonesa y otras salsas.

Por último, algunas versiones de los robots también tienen molinos de varios tamaños para especias, frutos secos y café, así como exprimidores eléctricos para hacer deliciosos jugos frescos.

Sólo los productos de gama alta pueden tener un instrumento centrífugo o un extractor de zumo en frío. También el disco para chips se incluye sólo en las versiones de los mejores robots de cocina  profesionales, pero se puede comprar por separado.

Múltiples accesorios y funciones adicionales

El equipo extra, generalmente incluido en los robots de cocina de alta gama, incluye algunos accesorios funcionales como espátulas, recipientes para mantener ordenados los diversos accesorios y reductores que se aplicarán al tubo para insertar los ingredientes. También encontramos siempre un libro de cocina práctico que ofrece ideas sobre los preparativos.

Algunas versiones, como el Kenwood Cooking Chef, también vienen con una báscula de pesaje de alimentos. Otros robots que cocinan, por su parte, disponen de un programa de embutidos y accesorios específicos para la preparación de embutidos mediante la molienda de la carne, o de un kit específico para la fabricación de pasta en casa, a elegir entre diferentes formatos.

Los robots de cocina multifunción están equipados con programas automáticos de cocción preestablecidos y pueden programarse con aplicaciones y gestionarse por teléfono inteligente o a través de WiFi, como los robots de cocina Thermomix.

Ancho y capacidad del contenedor

A menudo se subestima este factor, pero la capacidad de los recipientes y accesorios suministrados con el robot de cocina influye tanto en las preparaciones como en la cantidad, especialmente en el caso de familias numerosas o huéspedes.

En cuanto a la licuadora, por ejemplo, oscila entre 1 y 2 litros, mientras que el robot de cocina varía según el modelo e incluso puede alcanzar los 4 litros.

También hay que tener en cuenta el tamaño del tubo donde se coloca el alimento, así como la presencia de reducciones. Cuanto más ancho sea el tubo, menos tiempo tendrá que perder en el precorte manual de los ingredientes a insertar.

Dimensiones generales y diseño

Los robot de cocina polifacéticos, aunque compactos, tienen un espacio considerable. Por esta razón, las dimensiones de la encimera o del armario donde desea guardar después de su uso deben ser calculadas correctamente.

Cuantos más accesorios haya, más espacio necesitará la unidad. Además, es importante asegurarse de que tiene un plan de trabajo suficiente a su alrededor para apoyar los ingredientes y moverse con facilidad.

Como siempre, también recomendamos considerar el tamaño del cable de alimentación. En cuanto al diseño, en cambio, se puede elegir entre los modelos en colores vivos y los más clásicos en blanco o acero inoxidable.

Practicidad y seguridad

La practicidad y la seguridad son dos factores decisivos, sobre todo cuando se piensa en utilizar este aparato todos los días. La practicidad está ligada a la facilidad de manejo, al peso del dispositivo, a la presencia de elementos como el compartimento de cables que simplifican las operaciones durante y después del uso.

El robot de cocina con cocción está siempre equipado con accesorios fáciles de montar y desmontar, para que el aparato sea más práctico. La presencia de un contenedor de accesorios también es esencial para mantener los discos, ralladores y cuchillas ordenados y seguros.

En cuanto a la seguridad, no olvide comprobar que existen pies antideslizantes con ventosas que fijan el robot a la encimera. Este aparato está sujeto a vibraciones y movimientos al mezclar y mezclar, por lo que debe colocarse siempre en un lugar estable.

Materiales

Los materiales son un factor importante que determina la durabilidad y también el precio del robot de cocina. La principal diferencia entre los distintos modelos radica en el material de los envases y de la mezcladora: algunos prefieren el vidrio y otros el plástico.

Si desea comprar un robot de cocina de uso casi diario y con una buena longevidad, es aconsejable utilizar un robot de cocina multifunción con recipientes de metal. Son los más caros pero también los más fiables cuando se utilizan de forma intensiva.

Sin embargo, también hay robots de cocina baratos y buenos con componentes hechos de plástico duradero y sin BPA que ofrecen muy buen rendimiento.

Mejores robots de cocina calidad-precio